13.3.09

Neira

Ayer vi en televisión la entrevista al profesor Neira, para quien no lo sepa todavía el 2 de agosto de este año Jesús Neira Rodríguez fue agredido por defender a una mujer de un maltrato. Los hechos ocurrieron en un hotel de Majadahonda y, desgraciadamente, a consecuencia de la paliza recibida junto con unas presuntas negligencias médicas, su situación vital era precaria, ha estado 68 días en coma y probablemente esta brutal agresión le deje secuelas de por vida.

En la entrevista me pareció observar algo que hace tiempo que no observava a un entrevistado, moral. El profesor Neira tiene un profundo sentido de la moral más elemental que le hace rebelarse ante situaciones que él considera injustas, como aquel dos de agosto. Habló de la indignidad de agredir a una mujer y de la falta de honor de los hombres que realizan actos tan deleznables.

El concepto de moral y honor es muy perverso, y en ocasiones, podemos ver como en virtud del honor algunos personajes (en su mayoría fantoches) intentan defenderse de acusaciones esgrimiendo un ataque a su yo más íntimo, el problema de éstas personas es que ni tienen honor ni saben lo que es. En estos momentos recuerdo la comisión de investigación del congreso sobre el 11-M y como el simpático Zaplana se comportaba como en un patio de colegio ante un hecho en el que precisamente este tipo de comportamientos sobravan.

Personas como el profesor Neira dignifican la condición humana y demuestran que las personas como él tienen un sentido de la dignidad que haría enrojecer a más de una "cucaracha", la moral, la educación que tanto se ha intentado desprestigiar en este país, la dignidad humana, el respeto a los demás, son valores que en numerosas ocasiones me gustaría ver más en nuestra clase política (desgraciadamente no es así) y esto me lleva a preguntarme ¿tenemos los dirigentes que nos merecemos? ¿realmente la sociedad española está tan podrida y mediatizada?

En fin, siguiendo el comentario de Neira, yo también quiero relacionarme con mis pares, las cucarachas están bien donde están, en los sótanos y alcantarillas con sus queridas amigas las ratas y otros sujetos bigotiles.

5 comentarios:

Browner...Seguro? dijo...

Detecto en el último párrafo un tufillo que me recuerda a alguien cercano a una gaviota... jejeje

Estoy de acuerdo contigo y la impresión que causa este hombre, Neira, a mi en todo caso me parece que está cometiendo un error comenzando a convertirse en un tema demasiado mediático, el se merece un aplauso general por lo que hizo y que a punto estuvo de costarle la vida, pero detecto un exceso de Televisión, creo que lo que debe hacer es curarse lo máximo que pueda e intentar volver a su trabajo y su vida diaria, pero convertirse en una estrella de la tele no me termina de convencer.

ender dijo...

Si que tiene tufillo a gaviota el último párrafo.
La verdad es que el que se mediatice tanto la acción de este hombre preocupa un poco, ya que pienso que debería de ser algo normal el reaccionar como reaccionó él ante un maltrato.
De todas formas estoy completamente de acuerdo contigo en que el meterse en el mundo mediático no le reportará nada bueno.

Guillermo Rivas Pacheco dijo...

El tío sin esperarlo se ha ocnvertido en el nuevo héroe de las televisiones, tiempo les falta para hacer una película sobre él en antena 3

Corpi dijo...

El hombre hizo lo que debía. Demostrós ser muy valiente. Cualquier otro se hubiera ido pensando que ya se apañarán.

Daniel Rivas Pacheco dijo...

No vi la entrevista. Seguro que tiene mucha moral y valentía, pero se equivoca en las formas (mierda de actualidad política que perjudica a las palabras).

Todos sabemos cómo es Antena 3, y cuál es su ética. Y el señor Neira también.

Un saludo Ender